Edificación sostenible

EnergíaAssyce y la Energía

Edificación sostenible

El estándar Passivhaus es un sistema constructivo que surgió como alternativa a la construcción tradicional, en línea con la tendencia social actual de eficiencia y ahorro energético. Se basa en una serie de principios de aislamiento, estanqueidad y renovación del aire desarrollados en los últimos años y es una técnica de última generación para el ahorro energético y la sostenibilidad en el ámbito de la construcción.

El sistema Passivhaus, un sistema implantado y consolidado por arquitectos e ingenieros en Europa y Estados Unidos, es una clara alternativa de futuro a la construcción y la rehabilitación que tradicionalmente se han llevado a cabo en España. Como referencia, el gobierno danés lo aplicará de forma obligatoria a todas las edificaciones de su territorio a partir del año 2020, mientras que el Parlamento Europeo tiene previsto implantarlo en sus edificios de servicios para 2011.

 

La tecnología de última generación que materializa el ahorro energético de Passivhaus se basa en los principios fundamentales siguientes:

  • Orientación óptima de la edificación y superficies acristaladas según fachadas para aprovechar la ganancia energética como calefacción durante las estaciones frías. Apantallamiento solar de los huecos, según la orientación de las fachadas, como protección durante las estaciones calurosas.
  • Envolvente continua de aislamiento, con espesores entre 10 y 40 cm, según la localización y las necesidades concretas.
  • Todos los elementos exteriores de la edificación deben disponer de un aislamiento térmico excelente (U£ 0,15 W/m2K).
  • Carpintería de alta eficiencia energética, con triple acristalamiento y marcos con rotura de puente térmico, fabricados en materiales de excelente comportamiento térmico, lo que implica unas características del conjunto de U£ 0,80 W/m2K, y con ganancias solares de aproximadamente el 50%.
  • Eliminación completa de puentes térmicos en toda la edificación, con especial atención a los puntos conflictivos.
  • La estanqueidad de la envolvente exterior de la edificación (oposición a la penetración de aire en el interior), no debe ser superior a un valor de 0.6 h-1 en la prueba de presurización según EN 13829.
  • Los sistemas de renovación de aire deben incluir un recuperador de calor, que aporte un 90% de la energía calorífica necesaria para la vivienda. El 10% del calor restante se obtiene de captadores solares o de bombas de calor de alta eficiencia energética (bajo consumo).