Descripción y componentes

EnergíaAssyce y la Energía

Descripción y componentes

La producción de agua caliente mediante sistemas solares térmicos tiene un ámbito de aplicación muy amplio. Permite abastecer de ACS a un domicilio con un equipo compacto o generar electricidad en grandes centrales térmicas empleando como principal fuente de calor un campo de captadores. El coste y las dificultades de instalación se reducen considerablemente mediante el uso de captadores solares térmicos planos.

El esquema de funcionamiento básico consiste en los siguientes componentes:

  • Campo solar: superficie captadora, distribuida en una zona orientada al sur, exenta de sombras y cercana al consumo. Debido a la singularidad de los consumos diseñamos superficies de captación de hasta 18 m2 en un solo captador, empleando sistemas específicos de gran producción.
  • Hidráulica de primario: transferencia de la energía generada desde el campo a un acumulador o al consumo directo, si es posible.
  • Intercambio: intercambiador de calor entre el campo solar, el sistema de acumulación y el consumo. La programación de este elemento es importante ya que, al existir variaciones en la entrega de energía, la modulación de los caudales a ambos lados del acumulador permite optimizar el rendimiento.
  • Acumulación: reservorio que compensa las irregularidades en la entrega de energía por parte del Sol. Diseñamos depósitos específicos, tanto aéreos como enterrados, con el objetivo de reducir costes.
  • Control: cada elemento de la instalación se gestiona desde un autómata programado específicamente para el proceso en concreto. El autómata permite además gestionar la instalación de forma remota, con las consiguientes ventajas de mantenimiento preventivo y control de la producción real del sistema solar.

Aplicaciones

La correcta integración de estos elementos permite producir agua caliente a un coste inferior al equivalente en hidrocarburos. Si consideramos una vida útil de 25 años y la tendencia al incremento de precio de los combustibles fósiles, la rentabilidad de estas instalaciones queda fuera de toda duda. Como valor añadido, sus costes de mantenimiento son muy inferiores a las instalaciones convencionales.

Ejemplos de aplicación

  • Granjas avícolas. Proceso de pelado.
  • Producción de embutidos. Proceso de cocción
  • Producción hortofrutícola
  • Producción de pienso

Adaptación a cualquier tipo de cubierta

Uno de los problemas de los captadores solares térmicos es la falta de adaptación de las cubiertas a este tipo de instalaciones. En ASSYCE hemos diseñado distintos tipos de estructuras y sistemas de lastre para distintas cubiertas, que hacen posible la integración en cubiertas de teja o panel sándwich mediante lastre propio, evitando perforar los aislamientos.

Monitorización y control

En aplicaciones de gran consumo, la gestión de la instalación es la clave para obtener una rentabilidad adecuada.

Las instalaciones solares entregan la energía de forma discontinua; por este motivo la gestión de los intercambiadores, los circuladores o la estratificación debe ser variable en función de las condiciones en cada momento.

Asimismo, hemos desarrollado para cada elemento de la instalación un control específico. Los sistemas de control mediante autómatas permiten programar y ajustar la instalación para cada caso concreto.