Cubiertas

EnergíaAssyce y la Energía

Energía Solar Fotovoltaica en Cubiertas

Las instalaciones fotovoltaicas en cubiertas de Assyce garantizan rentabilidad, fiabilidad y solidez a las inversiones:

Rentabilidad: los paneles solares de First Solar se caracterizan por unos niveles de producción por vatio un 10-12% superiores, gracias a sus características técnicas:

  • Bajo coeficiente de temperatura, lo que permite un mayor rendimiento de las cubiertas (temperaturas de trabajo más elevadas)
  • Buena captación de la radiación difusa, lo que favorece un mayor  rendimiento durante las horas de producción.
  • Menor pérdida de producción independientemente de su orientación e inclinación, resultando rentables en la mayoría de los casos, en paralelo o integrados en la cubierta.

Fiabilidad: todos los componentes de la instalación son de fabricantes de primera línea, reconocidos en el sector y con amplias y bien contrastadas garantías.

Solidez: profundo know how en instalaciones en cubiertas de más de 60 MW.

Descripción técnica:

Disponemos de un equipo de ingeniería propio, con amplia experiencia y especialización en energía solar fotovoltaica. Nuestros servicios consisten en el diseño individual de los campos generadores, para conseguir el máximo aprovechamiento de las superficies, control de la estática de las cubiertas y desarrollo de soluciones especiales para el montaje y la construcción de soporte. De manera complementaria se ofrecen servicios de visado de  proyectos, dirección técnica, boletines, etc.

Asimismo, hemos desarrollado un KIT fotovoltaico completo, que se suministra listo para montaje.

El equipo de ingeniería optimiza el KIT específicamente para cada proyecto, incluyendo además la documentación y certificados necesarios para el correspondiente registro e inscripción de las instalaciones en el Régimen Especial.
Los productos son módulos solares de lámina delgada del fabricante First Solar, del cual somos distribuidores directos. Suministramos cableados prefabricados a medida para cada proyecto, que limitan al mínimo las pérdidas eléctricas y los errores de montaje.

Con estas soluciones a la medida de cada proyecto, el instalador tiene la máxima garantía de éxito con su cliente, reduce sus riesgos y se asegura la satisfacción del usuario final.